Artesanías

Usted está aquí

Trabajo en Madera

La madera es transformada por diestras manos que poco a poco revelan la belleza de las piezas talladas en troncos y palos. Esta materia prima posee un aspecto único conformado por vetas, nudos, ondulaciones en la superficie y cortes que, con esmero y mediante la experiencia del artesano, se materializan en objetos útiles, duraderos y únicos. Tonos naturales y teñidos destacan las huellas de su crecimiento y naturaleza.

Tejeduría

Los tejidos, como una expresión de identidad, poseen rasgos similares que pueden ser entendidos por el intenso comercio y el intercambio que existió entre los grupos indígenas que habitaron el altiplano.

En la actualidad la ciudad alberga una gran variedad de artesanos tejedores, herederos de esas tradiciones que elaboran, con diferentes técnicas, tejidos en redes con agujón, “crochet” con ganchillo, tejido de punto con dos agujas, tejidos planos en diversos telares; anudados con las manos como el macramé, o la aplicación de tela sobre tela con aguja capotera.

Joyería

La joyería que se encuentra en Bogotá combina la memoria y simbología ancestral de los antiguos joyeros, con miradas contemporáneas cargadas de diseño y referentes urbanos.

El trabajo tallado con paciencia, precisión, y dedicación, la exploración sobre la topografía del material, la incorporación de piedras y la combinación con otros apliques, se traducen en piezas de extraordinaria belleza.

Forja

Antiguamente los herreros elaboraban herramientas para diversos fines, entre ellos la labranza. Hoy, la forja es un oficio que se orienta a la elaboración de piezas decorativas y arquitectónicas, con altos niveles estéticos.

A golpe de martillo, fuego, ingenio y destreza; el artesano les da forma y vida a piezas tan maravillosas, como prácticas que perduran en el tiempo. La forja conserva la memoria y los valores ancestrales de Bogotá.

Cestería

Los artesanos capitalinos han conservado este oficio de origen indígena y campesino, en el que aplican variedad de técnicas para la elaboración de diversos diseños, y así perseverar la tradición, considerada una de las más antiguas actividades desarrolladas por el hombre.

Su trabajo consiste en la preparación de fibras vegetales duras, semiduras y/o flexibles, como bejucos, cañas, hojas, tallos, cortezas, entre otras, que luego de estar listas y tinturadas se disponen para la elaboración de hermosas piezas en las que las fibras entrelazadas le dan van dando forma a esas pequeñas obras de arte campesino.

Cerámica

Luego de modelar el barro y someterlo a un proceso de cocción y de aplicación de esmalte; nuestros expertos ceramistas les dan vida a piezas de singular belleza.

En Bogotá existe una amplia comunidad de artesanos ceramistas que elaboran bellísimas piezas, útiles o de decoración, tradicionales y contemporáneas.