Logo Bogotá Página oficial de turismo de Bogotá

lupa

Un viaje en el tiempo hacia la época colonial por 5 ciudades llenas de historia, cultura, arquitectura imponente y gente amable. 

En esta oportunidad te hablaré de la ruta Bogotá-Quito, dos destinos cargados de tradiciones y encanto colonial. 

Un viaje de altura: 2.600 metros sobre el nivel del mar.

La capital de los colombianos atesora escenarios naturales y mágicos. En la cima de verdes montañas que cubren el oriente de la ciudad, hallarás el cerro más famoso de la ciudad: Monserrate. Una vez arriba, podrás sumergirte en un recorrido adornado por varias especies de flora, además de tener la posibilidad de contemplar más de 100 especies de aves como colibríes, chamiceros cundiboyacenses, o el abanico cariblanco que alzan vuelo en sus alrededores. Allí, podrás visitar uno de los templos religiosos más queridos por los colombianos y ser testigo de una de las mejores panorámicas de la ciudad. ¡Bogotá desde las alturas te impresionará!

En esta ruta confirmarás por qué Bogotá es el epicentro cultural del país, con una diversidad de museos para todos los gustos. Con más de 3.000 piezas de oro y la colección de orfebrería prehispánica más grande a nivel mundial, el Museo del Oro te brinda una experiencia cargada de misticismo y ancestralidad a partir de la leyenda de El Dorado.

Otro espacio consagrado al arte es el inigualable Museo Botero, ubicado en la bohemia y colonial localidad de La Candelaria. Sus salas albergan varias de las obras más representativas del maestro Fernando Botero entre lienzos y esculturas se evidencia su particular técnica denominada boterismo o gordismo. Además, podrás perderte en los detalles de varias obras realizadas por artistas internacionales de renombre como Dalí, Picasso o Monet, donadas por el artista colombiano para el disfrute de los simpatizantes de las expresiones artísticas.

Bogotá es fiesta, tradición y mucho sabor

Bogotá es una ciudad acogedora para vibrar con su historia y disfrutar de su esencia ancestral. No puedes irte de ella sin celebrar con su deporte nacional: el tejo. Un plan para jugar y competir entre amigos, lanzando el tradicional tejo (disco de metal) de una cancha a otra con total concentración para dar en la mecha (pequeño triángulo relleno de pólvora) que, al estallar, provoca emoción y celebración entre los jugadores. 

Muy cerca a Bogotá, tendrás la posibilidad de descubrir otros municipios de Cundinamarca para complementar tu experiencia de viaje. Una opción ideal es viajar sobre rieles en el inolvidable Tren de la Sabana que te llevará por un recorrido placentero desde el centro, hacia la salida norte de la ciudad; podrás contemplar increíbles paisajes rurales de la sabana bogotana. En este recorrido vivirás la fiesta al mejor estilo colombiano con la música folclórica, hasta llegar al destino final en el municipio de Zipaquirá. Allí a 180 metros bajo tierra descubrirás la sublime Catedral de Sal de Zipaquirá, la primera maravilla de Colombia. 

Si de gastronomía típica y exquisita se trata, las plazas de mercado de Bogotá son lugares excepcionales. La plaza de mercado La Concordia, una de las más antiguas de la ciudad, despierta los sentidos de los visitantes con una variedad de olores y sabores. Allí podrás degustar jugos frutales exóticos y platos típicos como el ajiaco o las arepas de chócolo. Además, en esta plaza declarada Patrimonio Histórico, Cultural y Arquitectónico de la ciudad, se rescatan diferentes oficios tradicionales como la artesanía y la jardinería, que podrás apreciar, junto a la variedad de sus productos que rinden tributo a la herencia campesina del país.

Bogotá es solo el inicio de una ruta majestuosa por dos ciudades inigualables. A continuación, podrás conocer algunos de los lugares que Quito, la joya colonial de los Andes, tiene para ti. 

Quito, una ciudad en la mitad del mundo 

Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, en Quito apreciarás tesoros arquitectónicos impresionantes. Desde las cúpulas de las iglesias Santo Domingo y La Compañía, la inmensidad colonial de esta ciudad te atrapará con una vista majestuosa 360°, verás el centro histórico más grande de Sudamérica rodeado de edificaciones, plazoletas y capillas que te transportan a su pasado histórico y su presente radiante.

¿No quieres perderte un solo detalle de Quito y su valor patrimonial? En el Museo de la Ciudad recorrerás exposiciones permanentes e itinerantes que relatan el valor cultural de la ciudad. Este lugar fue en el pasado el Hospital San Juan de Dios, un legado de Quito del que también serás testigo.

En la ciudad del monumento a la mitad del mundo, la vida diurna y nocturna transforma sus espacios en experiencias únicas. Los recorridos por lugares históricos del barrio La Mariscal, epicentro del entretenimiento quiteño, guiarán tu visita a través de relatos y anécdotas entretenidas. 

Otro barrio imperdible es La Floresta, con ambiente bohemio que se expande por largas calles, intervenidas por artistas locales y extranjeros. La vida cultural es parte de su esencia, así que prepárate para conocer de cerca sus talleres de pintura y experimentar con colores y figuras tu lado artístico.

¡El helado de paila quedará grabado en tu paladar! En esta ruta aprenderás el procedimiento de esta receta típica y tradicional en toda la ciudad. La paila es un recipiente hecho en bronce, sobre el que giran sabores de frutas naturales, sal en grano y hielo, hasta formar este postre artesanal con decenas de sabores que refresca y es un aperitivo ideal para cualquier hora del día.

En Quito, las plazas de mercado también cautivan. El mercado de San Francisco, ubicado en pleno centro histórico, es uno de los más conocidos y frecuentados por las famosas “limpias” que ofrecen las curanderas (mujeres con conocimiento especial en hierbas y sahumerios para quitar el mal de ojo, liberar las malas energías y otros males de forma natural). En su plazoleta de comidas te deleitarás con platos tradicionales como el hormado (preparación a base de carne de cerdo al horno, ensalada, patatas, mote o plátano frito); aunque en cada región pueden variar los ingredientes, este plato no debe faltar en tus opciones para degustar. El yahuarlocro es una sopa a base de patatas y vísceras de borrego, comúnmente acompañada de cebollas y aguacate; esta es una de las preparaciones insignia de la comida quiteña. ¡Prueba sabores diferentes y descubre la magia de sus plazas de mercado!

Bogotá y Quito son dos capitales acogedoras, con un encanto propio, dignas de ser visitadas, contempladas y nunca olvidadas. Conoce más del proyecto Ruta Colonial en https://www.bogotadc.travel/es/explora/ruta-colonial/456 y aventúrate a vivir unas vacaciones increíbles en 5 destinos reconocidos por su patrimonio colonial, tradicional y cultural.  

A partir del 27 de marzo vive parte de la Ruta Colonial a través de LATAM con vuelos entre Ciudad de Quito y Bogotá. Conoce más en: https://bit.ly/3Kbm45s

 

 

 

También te puede interesar

Descubre la ciudad

preloader