Logo Bogotá Página oficial de turismo de Bogotá

lupa

Un jueves de abril me desperté más triste de lo normal, creo que los efectos de la pandemia han dejado secuelas de nostalgia con consecuencias difíciles de afrontar. Sin embargo, me decidí a encontrar un lugar especial en Bogotá, un espacio que me levantara el ánimo, me llenara de ímpetu y me renovara en la hermosa capital del país, la ciudad de las oportunidades.

Hace tiempo me habían hablado de un parque muy especial y, ese recuerdo me asaltó de repente, así que decidí visitarlo; pasaría una tarde en Mundo Aventura, un reconocido parque de diversiones de Bogotá.

Me alisté: ropa cómoda, casual y al peinarme rememoré: durante mi niñez, buscaba como refugio y consuelo para mejorar mi ánimo, salir al parque de diversiones; ver gente feliz, sonrisas y juegos por doquier, me tranquilizaba y equilibraba. Fue algo premonitorio y me decidí por completo.

Al llegar al parqueadero sentí que estaba en el lugar indicado. Allí me liberaría de las cargas y tensiones derivadas de la crisis que afrontamos. Pasé por el torniquete y entonces el rimbombante sonido de algunas trompetas de inmediato me transportaron a las plazas y ferias mexicanas; las melodías me llamaban y guiaban y me eché a andar, con cada paso que daba me encontraba con personas vestidas de charros, huipiles, tehuanas; todos atuendos representativos de la cultura mexicana.

El sonido era insistente, me llamaba y yo solo me dejé ir y encontré, de repente, a los ‘meros’ mariachis mexicanos, quienes cantaban tonadas rancheras y bailaban frente a las familias que disfrutaban en una zona picnic al aire libre, bajo sombrillas que los protegían del sol. Todos degustaban tacos, burritos, enchiladas y demás platos de la culinaria mexicana preparada por el personal de Arazá, un restaurante temático del parque Mundo Aventura en Bogotá que, ese día, dispuso todo para brindar una experiencia cultural y gastronómica del país azteca a sus visitantes en la capital de Colombia.

Una vez terminó la puesta en escena, pasé a mirar las atracciones mecánicas del parque Mundo Aventura. Mientras caminaba, miraba las expresiones de los niños y niñas que retozaban y jugueteaban, mientras disfrutaban de los algodones, dulces y manzanas cubiertas de caramelo rojo, exquisito complemento para acompañar una tarde fresca en Bogotá.

El parque en sí, es una amalgama de risas y algarabía, de emociones y adrenalina que provenían de las 23 atracciones mecánicas que conforman el parque de diversiones Mundo Aventura en Bogotá. Todo vibraba, incluso yo, que noté cómo mi corazón se aceleraba más fuerte de solo ver la emoción a tope de grandes y chicos. Así continué mi recorrido por Mundo Aventura.

Novios, amigos y familias enteras hacían parte de un cuadro capitalino inmejorable: una tarde soleada, gente feliz, y un mundo de cosas por descubrir. Entonces pensé “definitivamente así es Bogotá”.

Mundo Aventura está en la localidad 8 (Kennedy) de Bogotá y se puede acceder a través de cuatro avenidas principales de la ciudad: la Avenida Boyacá, la Avenida 68, la Avenida de las Américas y la Avenida Primero de Mayo.

El parque es inmenso y las atracciones son muchas; de pronto me llamó la atención una montaña rusa acuática muy pintoresca, me detuve frente a ella, (la más larga de Colombia) se llama “los troncos”. Una atracción mecánica familiar en la que te subes a unas canoas, lentamente comienzas un ascenso, escuchas sonido de la maquinaria, un casquete se detiene y entonces estás en la cúspide: allí puedes observar la inmensidad de Bogotá, una panorámica de la gran capital …entonces la emoción de los niños, niñas y adultos se dispara al máximo cuando el tronquito en el que están desciende vertiginosamente para darles un completo baño de diversión. Es la atracción más concurrida de Mundo Aventura y vas a querer disfrutarla cuantas veces sea posible.

Pero no solamente el agua es sinónimo de diversión en Mundo Aventura, también lo son la velocidad y los choques, dos palabras que hacen una simbiosis única para el disfrute de grandes y pequeños. Así me lo describió Yohana, una joven del oriente del país (Norte de Santander), quien no podía ocultar su felicidad por visitar el parque por primera vez; mientras hacía fila, me comentó que en su ciudad natal no había escenarios de tal magnitud, “Aquí no hay límites de edad. Tú vuelves a ser un niño, solo quieres reír y gozar”, me comentó antes de ingresar a los ‘Carritos Chocones’, esa atracción cuya finalidad es una sola: chocar y no ser chocado.

“Ahora, si de adrenalina se trata, qué mejor que ir corriendo para subirse al ‘Ranger’” exclamó Yohana. “Esa atracción te permite observar Bogotá desde las alturas, pero con un toque extremo, lo harás mirando el mundo al revés. ¡Es espectacular! Te das vueltas hacia atrás, para adelante. No sabes si cerrar o abrir los ojos, si gritar, es una sensación inigualable”, me cuenta Yohana, quien minutos antes estaba dudando en subirse o no por el vértigo que producía la atracción.

Dejé a Yohana para que siguiera disfrutando de su día de diversión y continué mi recorrido por las calles de Mundo Aventura. El tiempo había pasado muy rápido, apunté a descansar en un banquillo de la plazoleta de comidas; en ese momento a una pareja que acababa de salir de alguna atracción, comentaba que había sido un día importante para ellos; después de haber estado confinados por la pandemia, su relación decayó y gracias a los momentos que habían vivido en el parque volvía el optimismo. Es que la diversión es, sin duda, un bálsamo para distraer las mentes y liberar la tensión luego de meses de encierro.

Cayó la tarde bogotana, era hora de salir del parque; entonces sentí que ya no era la misma, los sentimientos de tristeza se disiparon, era otra chica. Estaba renovada y recargada de positivismo y alegría. Comprendí que en esta vida solo estamos de paso y necesitamos buscar maneras de recuperarnos de las secuelas que ha dejado la pandemia. La salud mental también es importante, y nuestro cuerpo necesita una inyección que vaya más allá de la adrenalina hecha diversión; todos necesitamos una dosis de Mundo Aventura  en Bogotá.

También te puede interesar

Descubre la ciudad

preloader