Logo Bogotá Página oficial de turismo de Bogotá

lupa

Quizás una de las mejores maneras de comprobar lo anterior sea a través de un “chico” del deporte nacional: El tejo.

Para adentrarnos un poco más en este juego tradicional, es importante mencionar que su origen yace en el pueblo indígena muisca, que habitó hace más de 500 años el Altiplano Cundiboyacense, específicamente en Turmequé - Boyacá (de ahí que sea conocido como Tejo o Turmequé). En aquella época, el disco o tejo estaba elaborado en oro macizo y era practicado sólo por los caciques en rituales sagrados y fiestas ceremoniales.

Una experiencia ancestral viva

Tras más de 500 años, el tejo vive y se practica en todo el territorio nacional; aún conserva su valor ancestral.

Tu visita a Bogotá debe tener una parada para jugar al tejo. El escenario para practicar este deporte es una cancha que contiene arcilla en la que, de forma individual o por equipos, podrás iniciar una partida o mejor “un chico”; de fondo escucharás música popular o típica para amenizar el momento.

El elemento primordial del juego es, por supuesto, el “tejo”: un disco elaborado en metal con un peso que ronda los 680 gramos. Cada participante ajusta su puntería y lanza el disco desde una cancha a la otra, con el objetivo de que su tejo caiga dentro de un “bocín” (un círculo metálico situado en medio de la cancha) y sobre cuyo borde se ponen las conocidas “mechas” (triángulos de papel llenos de pólvora); estas se convierten en otro elemento (una especie de blanco perfecto) que explota y contagia de emoción a los jugadores. 

Como en cada disciplina deportiva, existen reglas básicas para orientar el juego. A continuación, te contamos algunos detalles que te llevarán, a ti o a tu equipo, a la victoria:

  • Mano (1 punto): la gana quien deja su tejo más cerca del bocín.
  • Mecha (3 puntos): se obtiene cuando el tejo golpea la mecha y la hace estallar, genera humo o alguna pequeña llama.
  • Embocinada (6 puntos): se logra si el tejo queda en el centro del bocín (con la base superior hacia el tablero).
  • Moñona (9 puntos): la jugada más celebrada por los jugadores se obtiene cuando el tejo cae dentro del bocín y, a la vez, hace explotar una mecha. 

Tejo La Embajada: Un lugar para festejar nuestras raíces

En Bogotá varios escenarios se visten de fiesta para reunir amigos y familiares en torno a este deporte autóctono, que trae algarabía y celebración en cada lanzamiento.

Tejo La Embajada es uno de los lugares de Bogotá en donde mejores momentos se pasan. Allí, además de rendir homenaje a nuestras raíces con varias canchas de tejo, te brindan la oportunidad de realizar la cata de cervezas artesanales con sabores amargos, cítricos, con adiciones de frutas exóticas o extractos de cacao, para brindar al mejor estilo colombiano y celebrar sin importar el motivo ¡Salud!

Otro acompañante infaltable de esta práctica tradicional además de la cerveza, es por supuesto la comida; así que de este lugar no te puedes ir sin probar su típica lechona marinada en cerveza artesanal y las tradicionales picadas, compuestas por una variedad de cortes de carne, mazorcas asadas, jugosos chicharrones y chorizos, croquetas de morcilla, entre otras exquisitas opciones.

Con cada jugada irás aprendiendo y perfeccionando tus lanzamientos, hasta sentirte un experto como los antiguos muiscas. Así que no lo pienses más, organiza tu grupo de amigos y aventúrate a vivir en Bogotá un deporte de alto turmequé. 

 

También te puede interesar

Descubre la ciudad

preloader